Envío gratuito en compras superiores a 49€ (Península)

maridaje-vino-comida

La Armonía entre el Vino y la Comida (Parte2)

¿Qué tipo de vino para cada comida?

En esta segunda parte vamos a comparar los diferentes vinos según el tipo de comida. Con estas nociones básicas siempre acertarás en el momento de combinar una buena comida con la bebida perfecta.

APERITIVO: Jerez seco, Champagne o Cava D.O. Corpinat, un buen blanco seco (Adalta).

ENTREMESES: Blancos y Rosados del país, Blancos secos o semi-secos, Riesling o Gewurztraminer, Sauvignon blanc , Champagne o Cava.

EMBUTIDOS: Rosados muy afrutados y Tintos jóvenes frescos tipo Beaujolais o Adalta tinto o Tramuntanart.

OSTRAS Y MARISCOS: Para las ostras recomendamos vino blancos secos o semi secos y con burbuja :como Godello , Jerez Fino, Cavas y Champagnes. Para los mariscos vinos blancos perfumados y de cuerpo como el meursault, Albariño, Cava o Chamapgne, Sauvignon blanc, también Rosados con carácter.

PESCADOS: en general todos los vinos Blancos secos o semisecos, Sauvignon blanc, Albariño, Rueda ( Caraballas), alella.

A los pescados blancos cocinados al horno o a la plancha maridan a la perfección con blancos secos, jovenes o en barrica (O luar do sil en barrica. Los guisos de  pescado, o los pescados azules, como el atún maridan bien con blancos más afrutados, incluso tintos jóvenes.

FOIE-GRAS: grandes vinos Blancos Semisecos y Perfumados, también el Sauternes, el Jerez Amontillado, Cava y Champagne.

CARNES BLANCAS, POLLO, PAVO Y CONEJO: vinos Tintos de calidad, Aromáticos y no demasiado corpulentos como los Mencía del Bierzo .

CARNES ROJAS Y PATO: vinos Tintos con cuerpo como algún Ribera de Duero (Pago de Capellanes)

CALLOS Y CARACOLES: vinos Blancos corrientes, Rosados de calidad o Tintos Ligeros.

CAZA: vinos Tintos con cuerpo ( Bosque de Matasnos)

ENSALADAS: sólo admiten vino cuando van condimentadas sin vinagre .

¿Qué tipo de vino para cada comida?
En alimentos que acompañemos con vinagre o vinagreta, al poseer ácido acético, hace que éste se muestre por encima del sabor del vino con el que lo acompañamos.

PASTAS: Según la salsa. Salsas de  pescado: un Blanco Penedés, Albariño. Salsas de carne: Chianti, Beaujolais, Riojas y Vinos Jóvenes. Salsas napolitanas: Priorato, Jumilla.

QUESOS: los quesos azules fuertes: los mejores vinos tintos de las mejores añadas y los grandes champagnes y cavas. Los ligeros y cremosos : con vinos tintos como Rioja  o Ribera de Duero.

POSTRES: como norma general para los postres los cavas y champagnes semisecos y grandes vinos blancos licorosos y generosos funcionan a la perfección.

El chocolate y el vino tinto realizan un muy buen maridaje. El amargor del chocolate negro potencia el sabor de vinos elaborados con la variedad de uva Cabernet Sauvignon  Tempranillo o Merlot (vinos con toques a frutos rojos pasificados).

Los postres con compota  de frutas también maridan bien con los tintos con crianza, mientras que la acidez de las ensaladas de frutas pueden combinar perfectamente con la frescura de blancos bien fríos.

Las cremas y tartas pueden acompañarse con vinos espumosos  o incluso vinos tintos jóvenes para conseguir limpiar y refrescar el paladar y evitar que el postre empalague.

Con los helados cremosos combinan bien los vinos más dulces o con los espumosos semisecos.

Compartir este post