CIMS DE PORRERA

bodegas-cims-de-porrera

Cims de Porrera nació en 1996 de la preocupación por recuperar la centenaria viña auctóctona de Porrera (Cariñena y Garnacha). Estas variedad crece en suelos de licorella y en pendientes del 40 y 50%, por lo que la producción es escasa, de una media de 300 a 500g de uvas por vid, pero la uva expresa toda su personalidad.

La iniciativa empezó junto con los socios de la Cooperativa del pueblo de Porrera, a quienes Cims de Porrera compra la producción necesaria para producir anualmente 70.000 botellas. De esta manera se dinamiza la viticultura de la región y se mantienen las preciadas viñas.