LÓPEZ DE HEREDIA VIÑA TONDONIA

bodegas-lopez-heredia-vina-tondonia

López de Heredia se situa en la mítica ciudad de Haro y es la bodega más antigua de Haro y una de la tres primeras de La Rioja. La severidad de la tierra y la bondad del clima proporcionan la suma de coincidencias ideales para elaborar los vinos de calidad excepcional que caracterizan a la bodega. Viña Tondonia sigue con escrúpulo sus propios procedimientos para lograr el «Rioja Supremo».

La bodega es un laberinto de edificios con recios sillares que se asientan sobre roca horadada, con calados y naves subterráneas. El conjunto, de impresionante solidez y grandiosidad ha merecido la denominación de «Catedral del Vino».

En el interior de esta Catedral se sitúan 72 tinas de madera de roble de las más diversas procedencias (Cántabro, Bosnia, Allier, Norteamericano, etc.), construidas en capacidades que van desde los 60, 100, 200, 480 y hasta 640 hectolitros, que son las de mayor capacidad. La madera de roble juega un importante papel en esta Casa, ya que tanto las fermentaciones como la crianza de sus vinos se hacen en estos envases por procedimientos completamente naturales y totalmente artesanos.

Los viñedos son cuidados con verdadero entusiasmo y enorme atención, teniendo en total una extensión de 170 hectáreas, con una producción media anual de unos 800.000 kilos de uva, que se destinan en su totalidad a la elaboración de nuestros vinos de la más alta calidad y, por supuesto, a las grandes reservas de esta casa, cuando proceden de cosechas verdaderamente excepcionales.

De excepcionales, en efecto, pueden clasificarse las de 1976, o las de los años 1973, 1970, 1968, 1964, 1961, 1954 y así hasta llegar a la de 1883, que fue la primera que como tal reserva embotelló el fundador, y de la que aún se guardan algunas botellas en la vinacoteca familiar.