MARQUES DE MURRIETA

bodegas-marques-de-murrieta

Marqués de Murrieta es sinónimo de La Rioja desde 1852, cuando Don Luciano Murrieta, aplicando técnicas aprendidas en Burdeos, elaboró el primer vino de Rioja. Desde el principio, tuvo claro que un vino con calidad y con buen envejecimiento, tendría buenas perspectivas de exportarse fuera de España. Así, aquella mítica añada de 1852 fue el primer Rioja exportado, a países como México y Cuba. 

Desde 1983, la Familia Cebrián-Sagarriga se encuentra al frente de Marqués de Murrieta . Unos hermanos con corazón gallego que día tras día recuerdan con cariño y gratitud a sus padres.

El origen de la bodega es el castillo de Ygay, donde los materiales nobles y las últimas tecnologías, se funden, convirtiéndose en el edificio industrial más antiguo de Europa. El gran proyecto de renovación de Marqués de Murrieta, se completa con la inauguración en 2021 de la nueva zona de elaboración, un complejo de edificios con más de 25.000 metros cuadrados, construidos junto al Castillo de Ygay. Estas amplias instalaciones están dotadas con la más novedosa tecnología para la elaboración de vinos convirtiéndose en uno de los edificios más vanguardistas del mundo. 

Los vinos de Marqués de Murrieta nacen en la Finca Ygay, un viñedo de 300 hectáreas, ubicado al sur de Rioja Alta, que rodea la bodega permitiéndonos un control exhaustivo de la calidad de los vinos desde que nacen.