MARQUÉS DE VARGAS

bodegas-marques-de-vargas

La historia de Marqués de Vargas se remonta al año 1840, cuando don Felipe de la Mata, VIII Marqués de Vargas, decide plantar las primeras viñas en la Hacienda Pradolagar. El legado familiar continua con sus hijos, Pelayo y su hermano Francisco, IX Marqués de Vargas, figura célebre en Logroño llegando a ser alcalde de la ciudad a finales del siglo XIX. Ambos hermanos mantienen viva la pasión por las vides de Pradolagar.

Marqués de Vargas nace con una filosofía inspirada en los Châteaux franceses. Elaboran Reservas y Grandes Reservas exclusivamente con las uvas del propio viñedo situado alrededor de la Bodega. Vinos de producción limitada, con la tipicidad de la región y con la singularidad e identidad de un terroir único.

La Hacienda Pradolagar cuenta con 52 hectáreas de viñedo divididas en 32 parcelas según tipo de suelo, clima y variedad. Esta sectorización es resultado de un profundo estudio cartográfico llevado a cabo por un gran equipo humano con una visión muy cercana a la tierra.

El cuidado de la uva se manifiesta en la vendimia, a mano y por parcelas. Se hace la primera selección en el propio viñedo. El cuidado continua con la vinificación, que, para mayor control de calidad, se realiza por separado por parcela. Las uvas se colocan en cajas de 12 kilos y se mantienen en frío hasta el día siguiente. El frío aportado a los racimos durante toda la noche tiene reconocidos efectos positivos para la calidad del vino.

Para la crianza del vino, se utilizan barricas de roble francés de diferentes estilos y tonelerías, siempre respetando la fruta y la suavidad de los taninos en el coupage final.