MARTIN BERDUGO

bodegas-martin-berdugo

Antiguos documentos descubiertos en los archivos familiares de Martin Berdugo muestran que la finca de orientación sur, situada a orillas del río Duero, al este de la villa de Aranda, se ha utilizado para estudios detallados sobre el cultivo de la vid desde hace al menos 200 años. Situada en Aranda de Duero, esta bodega apuesta por la innovación sin perder su carácter familiar.

El proyecto vitivinícola se relanzó cuando Josefina Martín Berdugo plantó nuevas vides, con la ayuda y apoyo de su esposo Enrique y sus tres hijos Antonio, Bruno y Pepa.  Las actuales plantaciones comenzaron a fines de la década de 1980. Para el año 1990 las 87 hectáreas de viñedo propio de un solo pago habían tomado forma. Hoy en día, después de 30 años, ha llegado un momento en el que la edad del viñedo comienza a pagar dividendos de calidad, según coinciden todos los expertos. 

Como seña de identidad de la bodega Martin Berdugo, tenemos el vanguardista edificio que ocupan las bodegas, galardonado por la revista alemana Bauwet, con el premio al mejor diseño europeo.

La bodega ha diversificado su producción en los últimos años, aplicando modernas técnicas de criomaceración en alguno de sus vinos. Siempre intentando innovar y sorprender cada año y trasladar en cada copa la esencia de la uva.