banner-dosterras-1

Dosterras, los soñadores del Montsant

Desde el corazón del Montsant, en Tarragona, Dosterras representa las nuevas generaciones de viticultores y enólogos unidos por el riesgo y la cooperación. El gusto por la experimentación ha llevado a esta bodega, cuyos viñedos se extienden a lo largo de 12 hectáreas en cuatro pueblos (Bellmunt, Marçà, Falset y La Figuera) a elaborar vinos desde la devoción, la sencillez y desde un punto de irreverencia también.

El proyecto arrancó en 2012, cuando Fernando Grajales, un enamorado del vino, realizó un viaje al Priorat que cambió su visión. Enamorado por los paisajes y vinos de la comarca, decidió rescatar dos hectáreas de Garnacha para realizar el primer vino de Dosterras junto a la enóloga Noemí Javierre.

El municipio de Marçà fue el elegido para concentrar terroir y uva en la compleja orografía del Montsant. Rodeada de simas escarpadas, cuevas y simas, la bodega desempeña su cometido en una comarca continental, levemente influída por los aires del Mediterráneo.

El aire desenfadado y ligeramente irreverente de la bodega se puede apreciar en los cuadros de Antonio Recife, el artista que cada año ilustra las historias y los vinos de Dosterras.

La nueva bodega se construyó en 2019, teniendo en cuenta criterios innovadores para conseguir la estabilidad y el reposo del vino. Actualmente, Dosterras es una bodega enfocada a la calidad y producción de vinos de edición limitada. Aplican los sistemas más eficientes y sostenibles para reducir el impacto en el entorno. Un entorno que, debido a la edad de los viñedos y a las características del territorio, dan muy bajos rendimientos.

¿Quieres descubrir los vinos de estos soñadores en Lafuente? Haz clic en este enlace y disfrútalos.