Maridajes con DO Ribera del Duero

Maridajes con DO Ribera del Duero

Maridajes con DO Ribera del Duero

Aprende a maridar los vinos de la DO Ribera del Duero para hacer de tus comidas auténticas experiencias gourmet

A la hora de descorchar una botella de un Denominación de Origen Ribera del Duero, hay que tener en cuenta con qué comida lo vamos a acompañar. En este post podrás encontrar algunas sugerencias para maridar vinos tintos de la DO Ribera del Duero. Aprender a conjugar el aroma, los sabores y la temperatura marcará la diferencia en tus comidas y te convertirá en el perfecto anfitrión.

Joven

Un Ribera del Duero tinto Joven es una magnífica elección para acompañar aperitivos suaves como canapés, aceitunas o embutidos ligeros. Otra apuesta segura es servir una copa de un Joven como Martín Berdugo con una tapa de queso semicurado.

Crianza

Un tinto Crianza Ribera del Duero puede acompañarnos durante toda la comida. Un plato de pasta con salsa arrabiata o una crema de zanahoria y calabaza son dos primeros que combinan muy bien con este tipo de vinos.

Por su cuerpo y aroma, un vino como Carmelo Rodero alcanza su máximo esplendor si se sirve junto a un solomillo. La carne roja –ya sea a la plancha, estofada o asada– marida a la perfección con los Crianza.

 

SONY DSC

Reserva y Gran Reserva

Al igual que los Crianza, los vinos Reserva y Gran Reserva van bien con pastas, cremas y sopas. Asimismo, estos vinos son ideales para primeros platos más sutiles y elaborados, como un arroz con bogavante.

Por último, las carnes a la parrilla y los guisos y estofados de caza –por ejemplo, cordero asado– deleitarán a nuestros comensales si los acompañamos de una copa (o dos) de Alion Reserva o Protos Gran Reserva.

 

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *