En esta búsqueda de nuevos paradigmas, se apuesta por una viticultura ecológica respetuosa con la diversidad de los paisajes que configuran el Penedès. Por eso, mediante la complicidad y sinergias con las personas que mejor conocen el territorio, en esta bodega se trabaja en la recuperación de las variedades tradicionales arraigadas en el Penedès.