banner-macallan

The Macallan, orígenes

The Macallan es la destilería de whisky por excelencia. Todo amante del whisky conoce The Macallan, pero no todos conocemos la historia del tercer single malt más vendido y el segundo por volumen del mundo. Vamos a iniciar un recorrido por la apasionante historia de esta mítica destilería.

El nacimiento

El nacimiento de The Macallan se enmarca en la Escocia del siglo XIX. Las destilerías de whisky estaban grabadas con impuestos cada vez más altos, lo que arrastró muchas de estas destilerías a la clandestinidad y a otras a fabricar whiskies de menor calidad por temor a ser descubiertos. Esto, sin embargo, no le ocurrió a una pequeña destilería situada en Speyside. The Macallan y otras elaboraban un whisky excelente, hecho que atrajo incluso al rey Jorge IV. 

Un cambio de regulación, en 1823 tras una gran presión al gobierno para que redujera los impuestos, permitió a los destiladores operar a cambio de una tarifa anual de £10 y una tarifa de impuestos por galón.

 Primeros tiempos

Con estas nuevas condiciones, mucho más favorables, The Macallan surgió de la clandestinidad en 1824. Alexander Reid, un profesor de escuela y agricultor de cebada, procede a arrendar 8 acres de tierra del conde de Seafield y establece The Macallan. En el terreno estaba la Casa Easter Elchies, comprada por el Conde de Seafield al nieto del Capitán John Grant. Desde entonces, Easter Elchies House forma parte de The Macallan y sigue siendo su símbolo del buen whisky escocés de malta clásico.

Primeras mejoras

Tras establecer la destilería, Reid formó su propia compañía, Alexander Reid & Co. El whisky de este periodo recibió el nombre de The Cragellachie, llamado así por el pueblo donde estaba situada la destilería. Tras la muerte de Reid en 1847, su hijo asumió la dirección hasta que murió en 1858. En el periodo en el que el joven Reid dirigió la compañía, tomó dos socios, James Davidson y James Shearer Priest. A la muerte de Reid, Davidson se hizo cargo él solo de la destilería y fue quien estableció la norma de utilizar únicamente la cebada de más alta calidad para destilar el whisky.

Tras la muerte de Davidson, James Stuart, mediante un acuerdo de arrendamiento, se hizo cargo de la destilería. Stuart tuvo mucho éxito en su labor, operando varias destilerías. Tras 20 años de funcionamiento, Stuart compró The Macallan en 1886.

La modernización

La modernización llegó a la destiería con Roderick Kemp, nuevo propietario de la destilería en 1892. R.Kemp Macallan-Glenlivet fue el nombre de la destilería a partir de entonces. La destilería Macallan fue reconstruida por Kemp. Agregó nuevas instalaciones, mejoró los alambiques y añadió otros edificios alrededor, como edificios de almacenamiento y también la Casa Easter Elchies, ligada a la destilería desde sus inicios.

Kemp amplió la producción y estableció nuevos estándares de calidad. El más importante fue la maduración del whisky únicamente en barricas de roble español. Kemp murió en 1909 y la familia siguió administrando la destilería en fideicomiso hasta la década de 1990.

Durante este periodo la empresa experimentó más cambios, debido a las preferencias en el mercado cambiante. El interés por el single malt había empezado a crecer a mediados de la década de 1960. La familia Kemp quería coservar los alambiques pequeños tradicioonales. En lugar de incorporar alambiques industriales, más grandes, duplicaron los alambiques pequeños.

Expansión

El crecimiento de la empresa en los años 60, provocó la necesidad de un mayor respaldo financiero. Para propiciar la expansión, la empresa se hizo pública y, gracias a la obtención de más fondos para la expansión, las ventas anuales de la destilería superaron los 822 millones de libras a finales de 1868.

banner-macallan-2

La empresa comenzó a construir una nueva generación de alambiques, manteniendo su filosofía de destilar en alambiques pequeños. Gracias a estas mejoras, en 1975 la empresa alcanzó unas ventas de 1 millón de libras esterlinas. Y dos años después, gracias a la fama mundial que sus whiskies habían alcanzado, la compañía logró una ventas récord de £ 2 millones.

Gracias al creciente interés de los whiskies escoceses se decidió restaurar la Casa Easter-Elchies y convertirla en un centro de visitantes, y también en la oficina de la creciente distribución internacional.

Popularidad y éxito

Este cambio fue tan bien recibido, que la compañía decidió cambiar su nombre a The Macallan. A mediados de los 80, la popularidad de los whiskies single malt provocó el auge de un mercado de coleccionistas. The Macallan se convirtió en una de las etiquetas más deseadas, especialmente tras lanzar su primer embotellado de 60 años.

The Macallan se mantuvo fuerte frente a fusiones y adquisiciones agresivas en la década de 1990. En 1994, hubo una tentativa de adquisición, pero todavía no había llegado el momento. Más tarde Highland Distillers unió sus fuerzas con Suntory, empresa japonesa, y obtuvo el 51% de The Macallan. La nueva empresa lanzó de inmediato la compra del 49% restante de las acciones de la empresa. Y con ello, The Macallan se une a Highland’s Famous Grouse, el whisky mezclado más vendido en el Reino Unido.

Últimos años

The Macallan continúa escalando en la escalera de la fama en los siguientes 10 años, lanzando, lanzando maltas únicas más raras. En 2001, The Macallan 10-Year old fue seleccionado con el whisky escocés oficial del Presidente de la Cámara de los Comunes. Desde entonces, los precios de diferentes whiskys de The Macallan continúan subiendo.