QUESO ODRE PETIT CAN PUJOL

9,25

Ver carrito

Queso Odre Petit Can Pujol está elaborado con leche de oveja de primera calidad. Tiene forma cilíndrica, con la cara superior ligeramente convexa. Corteza blanca y enmohecida, de terciopelo, regular y continuo. Al corte presenta un aspecto marfil, con un cerco definido bajo la corteza, y una pasta cohesionada y húmeda.

Nota de cata

El olor es de una intensidad mediana, predomina la madera y la humedad, con notas de leche de oveja y hierba, o champiñón y cava natural según la época del año. Su paso en boca permite notar una textura suave y untuosa, cohesionada, dejando sensaciones ácidas y animales, de intensidad mediana, de fruto seco crudo, con predominio de un amargo agradable en el aroma y el postgusto.
Queso de gusto personal, definido, equilibrado entre las sensaciones primarias (acidez, leche) y las derivadas de una maduración adecuada al tiempo de maduración (amargos, textura untuosa), con una intensidad mediana, que alarga el gusto en boca.

Su paso en boca permite notar una textura suave y untuosa, cohesionada, dejando sensaciones ácidas y animales, de intensidad mediana, de fruto seco crudo, con predominio de un amargo agradable en el aroma y el postgusto.

Se puede consumir con vinos espumosos, frescos y ácidos, con dominio de la fruta, o con vinos blancos donde la fruta domine, de acidez equilibrada, crianza en barrica, bien estructurado y maduro, con cuerpo y densidad para acompañar el recorrido del queso en boca. Los panes secos o las tostadas, harán de base a un queso que marida perfectamente con frutos secos crudos (nueces, almendras), tomate (en melmelada, seco en aceite, confitado), uva blanca, granada o higos frescos.

Formatges Can Pujol empezó su actividad en 1980 es una quesería muy pequeña. Los primeros quesos que elaboraron eran de consumo inmediato: Quesos frescos, mató, cuajada y fueron ampliando a medida que el mercado cada vez se encontraba más receptivo a sus elaborados. Can Pujol nació de la ilusión de una persona, Josep. El hecho de haber crecido en una casa rural le marcó profundamente, queriendo vivir, en, y del campo. Los principios están llenos de anécdotas. La primera fue el viaje en un utilitario sin ninguna garantía de poder recorrer con éxito la “escalofriante” distancia de 650 km que había entre Josep y sus cuatro primeras cabras, que el camino de regreso fueron ocupantes de aquel vehículo.

Hoy, después de más de treinta años, Formatges Can Pujol se ha convertido en una empresa que está presente en los principales puntos de distribución de Cataluña y de España y exporta a diversos países, en donde ha cosechado diversos premios y es reconocida por su calidad.

PAIS

TIPO

VOLUMEN

PRODUCTOR

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Sé el primero en valorar “QUESO ODRE PETIT CAN PUJOL”